Acuerdo Ciudadano con la Tierra (CARTA DE LA TIERRA)

“Estamos en un momento crítico de la historia de la Tierra, en el cual la humanidad debe elegir su futuro. A medida que el mundo se vuelve cada vez más interdependiente y frágil, el futuro depara, a la vez, grandes riesgos y grandes promesas. Para seguir adelante, debemos reconocer que en medio de la magnífica diversidad de culturas y formas de vida, somos una sola familia humana y una sola comunidad terrestre con un destino común. Debemos unirnos para crear una sociedad global sostenible fundada en el respeto hacia la naturaleza, los derechos humanos universales, la justicia económica y una cultura de paz”.
Preámbulo de la Carta de la Tierra

as acciones que se promoverán en el Acuerdo Ciudadano con la Tierra son:
1- Reducir el uso de vehículos a combustible y promover el uso de medios alternativos.
En la mayoría de los países el transporte de carga y de pasajeros se realiza con un sistema automotor, que presenta serias deficiencias y alto costo.
La reducción del consumo de combustible unitario de los vehículos, actuando sobre ellos o sobre la forma de utilizarlos, es necesaria y urgente.
También es importante trabajar en la búsqueda de vehículos más eficientes, como el ferrocarril, el transporte público y los modos no motorizados, y la gestión de la demanda de movilidad.

Acciones concretas:

. Utilizar el transporte colectivo en lugar del automóvil.
. Pasear o usar la bicicleta en los trayectos cortos.
2- Reducir el consumo energético y mejorar de la eficiencia energética.
La eficiencia energética es la obtención de los mismos bienes y servicios energéticos, pero con mucha menos energía, con la misma o mayor calidad de vida, con menos contaminación, a un precio inferior al actual, alargando la vida de los recursos. Las tecnologías eficientes o la cogeneración (producción simultánea de calor y electricidad), permiten proporcionar servicios con la mitad del consumo energético, a un costo menor.
Las tecnologías disponibles permitirán a la industria ahorrar una media del 16%. Los ahorros posibles en los usos domésticos y en los servicios podrían reducir a la mitad los consumos.Acciones concretas:
. Evitar las pérdidas de calor aislando puertas y ventanas.
. Utilizar electrodomésticos con etiquetado energético de clase A.
. Aprovechar la luz natural al máximo.
. Regular los radiadores a una temperatura de 20ºC
. Apagar totalmente los televisores, computadoras y equipos de música cuando no se usan.
. Instalar lámparas de bajo consumo o tubos fluorescentes.

3- Promover la producción de energías limpias y renovables en sustitución de las energías fósiles.

Las energías renovables, es decir, las que se obtienen de fuentes naturales virtualmente inagotables, podrían cubrir algo más de un tercio del consumo de electricidad en pocos años, y a largo plazo permitirán reducir las emisiones de dióxido de carbono, avanzando hacia un modelo energético “descarbonizado”.
Dentro de las renovables, las limpias o no contaminantes, como la solar, eólica, hidráulica (ríos y corrientes de agua dulce), mareomotriz (mares y océanos), geotérmica y undimotriz (olas) están en pleno desarrollo.
Acciones concretas:
. Instalar fuentes alternativas de energía para satisfacer el consumo.

4- Realizar un uso racional del agua, evitando su degradación:
Mientras en algunas regiones la escasez y contaminación de las aguas genera migraciones, enfermedades y muertes, en otras el exceso y la violencia de los fenómenos naturales que movilizan enormes cantidades de agua, genera desastres.

La creciente necesidad de lograr el equilibrio hidrológico que asegure el abasto suficiente de agua a la población se logrará armonizando la disponibilidad natural con las extracciones del recurso mediante el uso eficiente del agua.

El aumento y mejoramiento de los servicios de saneamiento básico deberán contribuir al bienestar del conjunto de la población, sobre todo de los sectores que mas carecen de el.

Acciones concretas:

. Controlar el estado de la tubería y sanitarios para evitar fugas.
. Utilizar el sistema de doble descarga en el inodoro, o de bajo consumo de agua en la ducha, etc.
. Evitar el derroche del agua en las actividades cotidianas (aseo personal, limpieza, jardín, etc.).
. Realizar un adecuado manejo de las aguas residuales e impulsar el saneamiento ecológico.

5- Aumentar la cobertura arbórea.
En primer lugar, se debe establecer un acuerdo para proteger los bosques nativos existentes.
En segundo lugar, debe avanzarse en una política de repoblaciones forestales con especies autóctonas de árboles y arbustos, en las zonas adecuadas, con el objetivo de retirar de la atmósfera grandes cantidades de CO2, frenar la erosión, las inundaciones y las sequías.
Finalmente, los bosques desempeñan una función básica de regulación del ciclo del agua, tanto manteniendo los recursos hídricos limpios, como reteniendo el agua en el subsuelo de su ámbito de influencia.

Acciones concretas:
. Plantar árboles en las aceras y cuidar su desarrollo y sanidad.
. Destinar sectores en las fincas al desarrollo de árboles, bosques, etc.

6- Reducir la generación de residuos y aumentar el reciclaje.
Los residuos generan importantes emisiones de metano. La prohibición de la incineración, el aprovechamiento de la materia orgánica para producir compost y el aprovechamiento del metano en los vertederos, son algunas de las medidas de una política de residuos adaptada al cambio climático.

Acciones concretas:
. Reducir el consumo de productos envasados.
. Reutilizar o reciclar los materiales que se desechan.
. Comprar lo necesario, productos locales y con pocos envases.
. Impulsar el compostaje domiciliario de los desechos.