LA ÚLTIMA JUGADA DE ENDESA PARA CONCENTRAR SIN CONTRAPESOS DERECHOS DE AGUA

En medio de la crisis energética, la generadora eléctrica, dueña ya
del 80% de los derechos de agua no consuntivos del país, decidió
presentar una demanda que en la práctica implicaría una manga ancha a
su favor sin precedentes en la regulación del vital elemento. Y de
paso, perjudicaría a los regantes que poseen derechos en las mismas
cuencas que la filial de Enersis. La DGA dio el grito en el cielo y
augura consecuencias desastrosas para la administración de los
recursos hídricos si el tribunal falla a su favor.

El Mostrador, 12 de Mayo de 2008

LA ÚLTIMA JUGADA DE ENDESA PARA CONCENTRAR SIN CONTRAPESOS DERECHOS
DE AGUA

Un nuevo round protagonizan la Dirección General de Aguas (DGA) y la
generadora eléctrica Endesa.

Esta vez, la filial de Enersis saca ronchas al organismo dependiente
del Ministerio de Obras Públicas (MOP) a raíz de una demanda al Fisco
que presentó en noviembre del año pasado en el Tercer Juzgado Civil
de Santiago, que apunta a que en el caso de las empresas generadoras
de electricidad, la Ley General de Servicios Eléctricos (LGSE) debe
primar por sobre el Código de Aguas.

De esta forma no tendrían que ser parte de las juntas de vigilancia,
comunidades de usuarios regulados por el código en cuestión. De hecho
el gigante eléctrico, dueño del 80 por ciento de los derechos de
aguas no cosuntivos del país -que usa el líquido y luego lo restituye
a su fuente- no pertenece a ninguna. Pero, por lo menos hasta ahora,
sí debe acatar las regulaciones que las rigen y sus decisiones.

El argumento esgrimido es que al tener como objetivo generar energía,
incorporarse a las juntas de vigilancia, cuyos usuarios apuntan
principalmente al regadío, implicaría una “inevitable colisión de
derechos e intereses, lo que podría en último término afectar el
proceso de generación energética”.

Dicho de esta forma, suena de lo más coherente. Pero en palabras del
director de la DGA, Rodrigo Weisner, lo que Endesa persigue realmente
es que al primar la ley eléctrica sobre el Código de Aguas, la
regulación del uso del vital elemento “tenga aplicación para todo el
mundo menos para ellos. Por ejemplo, las normativas de extracciones
ilegales de agua no regirían, no tendrían control. La DGA, que es el
organismo en Chile que controla las extracciones ilegales no tendría
facultades sobre ella.”.

Según Weisner, que está bastante molesto con las pretensiones del
gigante español, en el caso de que ganaran la demanda “sería el peor
escenario posible en la administración de los recursos hídricos: en
todas partes del mundo un elemento base para una buena gestión de
aguas es que haya para todos los usuarios y que Endesa quede excluida
de normas de agua sería a lo menos un problema gigantesco. Y marcaría
privilegios sin precedentes a favor de una empresa en particular”.

Además, la suerte de “libre albedrío” que aspira obtener beneficiaría
sólo a la transnacional, ya que a pesar de que en el documento se
menciona a las hidroeléctricas en general, “la sentencia tiene efecto
relativo, es decir sólo para las partes sobre las que se pronuncia el
fallo: ellos. Salvo que llegue a la Corte Suprema y genere
jurisprudencia”, explica el abogado.

OPORTUNISMO INOPORTUNO

El Gobierno se enteró de la “sorpresita” a fines de 2007. Y no cayó
para nada bien. “Nos llamó la atención por la falta absoluta de
fundamentos de la acción y también porque se presentó en medio de la
crisis energética. O sea una demanda que trata de sumar aguas al
molino en medio de este esquema es, a lo menos, inoportuna”, reclama
Weisner.

Para graficarlo, el Código de Aguas establece normas especiales para
momentos de sequía como el actual. Por ejemplo, si el río trae 500
m3/s y debido a la falta de agua tiene sólo la mitad, todos los
derechos de los titulares deben reducirse proporcionalmente. La
jugada de Endesa, en cuyo directorio se encuentra, entre otros, el ex
ministro de Obras Públicas y miembro del laguismo, Jaime Estévez
(PS), le permitiría ser el único que no tendría que reducir
absolutamente nada.

Pero no es la primera vez que la española se enfrenta con el Estado
en torno a los derechos de agua. La DGA puso el grito en el cielo en
torno al proyecto Hidroaysén, aún no aprobado, ya que junto a su
socio Colbún solicitaba derechos de agua que se sumarían a los más de
7 mil m3/seg que ya poseía.

El Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), al aprobar la
alianza entre ambas empresas en octubre de 2007, estableció que debía
renunciar a las solicitudes pendientes en las cuencas de los ríos de
la zona, acogiendo en parte la propuesta presentada por la Fiscalía
Nacional Económica (FNA) y la DGA.

Otro impasse con la generadora se produjo cuando intentó paralizar el
remate de los derechos de agua del río Manso a través de un recurso
de reclamación. En ese caso, Endesa y AES Gener eran solicitantes,
por lo que estaban obligadas a competir a través de esa vía. Pero
decidieron aliarse y optaron por desistir de la petición de derechos
de agua en el río Manso y Bueno para adjudicarse directamente los
respectivos derechos de agua. Finalmente no pudieron pasarle gato por
liebre a la DGA, ya que el tribunal consideró que el remate era legal
y debía realizarse.

En esta nueva disputa, el rechazo a la apuesta de Endesa es bastante
transversal. Al menos así quedó patente luego de que el martes 6 de
mayo, durante una sesión de la comisión de Obras Públicas del Senado
se abordara el tema. En el encuentro participó el titular de la
cartera, Sergio Bitar, el director de la Dirección de Obras
Hidráulicas, Tomás Roger, el fiscal de la Sociedad Nacional de
Agricultura (SNA), Eduardo Riesco, el presidente de la Asociación de
Canalistas del Laja, Héctor Sanhueza y el director de la DGA.

La conclusión fue que habría consecuencias a lo menos “desastrosas”
si el fallo es favorable a la empresa, por lo que los senadores
Mariano Ruiz Esquide (DC) y Víctor Pérez (UDI), decidieron dirigirse
hoy al Consejo de Defensa del Estado (CDE) para que, según explica el
aliancista, en su rol de defensor de los intereses estatales “actúe
con el mayor rigor y cuidado posible” a la hora de presentar sus
argumentos.

El Mostrador.cl intentó obtener la versión de Endesa sobre el
particular, pero no fue posible.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: